Sector servicios

COMPRAR EN EL PEQUEÑO COMERCIO LOCAL NOS BENEFICIA A TODOS

A pesar de lo que pueda parecer a simple vista, comprar en el pequeño comercio tiene muchas ventajas con respecto a las grandes superficies. Son ventajas que no sólo afectan al propio consumidor sino también al tejido económico de nuestras pequeñas ciudades donde realizamos la compra.

Ya hace dos décadas, cuando en nuestra provincia despuntaron las grandes superficies, ya se auguró que el pequeño comercio prácticamente desaparecería y sólo sobreviviría el que apostase por la especialización. Con el paso del tiempo hemos comprobado que, desgraciadamente, se ha convertido en una realidad.

Sin embargo, el pequeño comercio o comercio de proximidad sigue siendo importantísimo porque forma parte de la vida diaria de nuestras ciudades y sus beneficios se reinvierten en la propia ciudad. Por otro lado, el establecimiento tradicional crea un empleo mucho más estable y en mejores condiciones que las grandes superficies, que suelen apostar por ofrecer un primer empleo de corta duración. Por no hablar de las relaciones humanas que propicia un grupo reducido y un trato continuado; la relación empresario-empleado se convierte en familiar.

En el comercio tradicional la relación con el cliente es mucho más directa, cercana y cordial, fruto, entre otras cosas, de la especialización de los establecimientos. El profesional del pequeño comercio conoce a la mayoría de sus clientes, conoce muy bien todos los artículos que vende y puede asesorar sobre la conveniencia de un producto u otro.

Además, la creencia de que las grandes empresas de distribución tienen siempre precios más bajos por mover un mayor volumen de producto no es cierta del todo; ya que sólo sucede en las ofertas puntuales. En el resto de géneros, el precio final sube a consecuencia de la gran estructura de marketing, los gastos generales que la pequeña empresa no tiene y, por el añadido del gasto en desplazamiento hasta ellas y tiempo de compra.

Es muy triste ver cómo echan el cierre comercios en algunos casos centenarios, establecimientos donde las gentes de nuestros pueblos no sólo compraban sino que también intercambiaban noticias, reían, charlaban de lo divino y de lo humano… en definitiva, donde fluía la vida de los tilenenses… Por eso, desde aquí, queremos romper una lanza en favor de la superveniencia del comercio local.

caja_imperiales

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s